¿Qué es un gasto devengado?

Un gasto devengado, también conocido como pasivo devengado, es un término contable que se refiere a un gasto que se reconoce en los libros antes de que se haya pagado. El gasto se registra en el período contable en el que se incurre.

Características de los gastos devengados

  • Los gastos devengados se reconocen en los libros cuando se producen, no cuando se pagan.
  • La contabilidad por el principio de devengo requiere más asientos que la simple contabilidad de caja.
  • La contabilidad por devengo proporciona una imagen financiera más precisa que la contabilidad por caja.

Como se usan los gastos devengados

Dado que los gastos devengados representan la obligación de una empresa de realizar futuros pagos en efectivo, se muestran en el balance de la empresa como pasivos corrientes.

Un gasto devengado puede ser una estimación y diferir de la factura del proveedor que llegará en una fecha posterior. Siguiendo el método contable del devengo, los gastos se reconocen cuando se producen, no necesariamente cuando se pagan.

Un ejemplo de gasto devengado es cuando una empresa compra suministros a un proveedor pero aún no ha recibido la factura de la compra.

Otras formas de gastos devengados son los pagos de intereses sobre préstamos, las garantías sobre productos o servicios recibidos y los impuestos, todos los cuales se han contraído u obtenido, pero para los que no se han recibido facturas ni se han realizado pagos.

Las comisiones, los salarios y las primas de los empleados se acumulan en el periodo en que se producen, aunque el pago real se realice en el periodo siguiente.

Cuando una empresa devenga (acumula) gastos, su parte de facturas impagadas también se acumula.

Contabilidad por el principio de devengo frente a la de caja

La contabilidad por el principio de devengo difiere de la contabilidad por el principio de caja, que registra los hechos y las transacciones financieras sólo cuando se produce un intercambio de efectivo, lo que a menudo da lugar a la sobreestimación y subestimación de los ingresos y los saldos de las cuentas.

Aunque el método de contabilidad por el principio de devengo es muy laborioso, ya que requiere un extenso registro en el diario, es una medida más precisa de las transacciones y eventos de una empresa para cada período.

Esta imagen más completa ayuda a los usuarios de los estados financieros a comprender mejor la salud financiera actual de una empresa y a predecir su situación financiera futura.

Gastos devengados frente a gastos pagados por adelantado

Los gastos devengados son lo contrario de los gastos pagados por adelantado. Los gastos prepagados son pagos realizados por adelantado por bienes y servicios que se espera que se proporcionen o utilicen en el futuro.

Mientras que los gastos devengados representan un pasivo, los gastos pagados por adelantado se reconocen como activos en el balance.

Ejemplo de gastos devengados

Una empresa paga los salarios de sus empleados el primer día del mes siguiente por los servicios recibidos en el mes anterior. Así, los empleados que hayan trabajado todo el mes de noviembre cobrarán en diciembre.

Si el 31 de diciembre, la cuenta de resultados de la empresa reconoce sólo los pagos de los salarios que se han realizado, se omitirán los gastos devengados por los servicios de los empleados en diciembre.

Dado que la empresa realmente incurrió en 12 meses de gastos salariales, se registra un asiento de ajuste al final del período contable para el gasto del último mes.

El asiento de ajuste estará fechado el 31 de diciembre y tendrá un débito en la cuenta de gastos salariales de la cuenta de resultados y un crédito en la cuenta de salarios a pagar del balance.

Cuando el departamento de contabilidad de la empresa reciba la factura por el importe total de los salarios adeudados, se abonará en la cuenta de cuentas por pagar.

Las cuentas por pagar se encuentran en la sección del pasivo corriente del balance y representan el pasivo a corto plazo de una empresa. Una vez pagada la deuda, se carga la cuenta de cuentas por pagar y se abona la cuenta de caja.

¿Cómo se contabilizan los gastos devengados?

Un gasto devengado, también conocido como pasivo devengado, es un término contable que se refiere a un gasto que se reconoce en los libros antes de que se haya pagado.

El gasto se registra en el periodo contable en el que se produce. Dado que los gastos devengados representan la obligación de una empresa de realizar futuros pagos en efectivo, aparecen en el balance de la empresa como pasivos corrientes.

¿Cuáles son algunos ejemplos de gastos devengados?

Un ejemplo de gastos devengados es cuando una empresa compra suministros a un proveedor pero aún no ha recibido la factura de la compra.

Otras formas de gastos devengados son los pagos de intereses sobre préstamos, las garantías sobre productos o servicios recibidos y los impuestos, todos los cuales se han contraído u obtenido, pero para los que no se han recibido facturas ni se han realizado pagos.

Las comisiones, los salarios y las primas de los empleados se devengan en el período en que se producen, aunque el pago real se realice en el período siguiente.