¿Qué es la contabilidad de gestión?

La contabilidad de gestión (también conocida como contabilidad de costes o contabilidad de gestión) es una rama de la contabilidad que se ocupa de la identificación, la medición, el análisis y la interpretación de la información contable de manera que pueda utilizarse para ayudar a los directivos a tomar decisiones operativas con conocimiento de causa.

A diferencia de la contabilidad financiera, que se concentra principalmente en la coordinación y presentación de informes sobre las transacciones financieras de la empresa a personas ajenas a la misma (por ejemplo, inversores, prestamistas), la contabilidad de gestión se centra en la presentación de informes internos para ayudar a la toma de decisiones.

Objetivos de la contabilidad de gestión

Los contables de gestión tienen que analizar diversos acontecimientos y parámetros operativos para traducir los datos en información útil que pueda ser aprovechada por la dirección de la empresa en su proceso de toma de decisiones.

Su objetivo es proporcionar información detallada sobre las operaciones de la empresa mediante el análisis de cada línea de productos, actividad operativa, instalación, etc.

La contabilidad de gestión proporciona información clave, respaldada por datos pertinentes.

Permite a los directivos disponer de una forma simplificada de ver sus complejos datos financieros. Por ejemplo, la contabilidad de gestión puede ayudar a un directivo a decidir el precio que asignará a un nuevo producto, proporcionando datos sobre los costes de fabricación, los factores de mercado y la rentabilidad potencial.

Estas son las funciones de la contabilidad de gestión:

  1. Presentación de datos: Los contables de gestión presentan los datos de forma fácilmente digerible modificando la cuenta de resultados y el balance.
  2. Modificación de datos: Los contables de gestión modifican los datos de las cuentas financieras en función de lo que la empresa necesite revisar. Por ejemplo, pueden proporcionar datos basados en un producto específico, la geografía, el período, el proveedor o el territorio de ventas.
  3. Análisis y explicación de datos: Los contables de gestión reorganizan los datos de la contabilidad financiera y producen estados comparativos con diferentes variables. También elaboran estadísticas, como ratios y KPI, que ayudan a proyectar tendencias e informar de los resultados de rendimiento.
  4. Recogida de datos cualitativos: La información cualitativa son datos que un investigador extrae de experiencias y temas. No son los típicos datos cuantitativos extraídos de los recuentos y las matemáticas. Algunos ejemplos empresariales de datos cualitativos son la satisfacción de los empleados, la eficacia de la política de gestión y la calidad de las relaciones con los proveedores.
  5. Previsión: La previsión puede ser a corto o a largo plazo y consiste en que el analista proyecte si los objetivos establecidos son alcanzables.
  6. Ayuda a la organización: Algunas empresas tienen problemas para asignar sus recursos, como la financiación y el personal. Un analista de gestión puede hacer recomendaciones sobre cómo debe estructurarse una empresa para hacer el mejor uso de sus recursos y calcular el coste de actividades específicas y su gestión.
  7. Planificación: Las herramientas de planificación típicas de la contabilidad de gestión son el presupuesto de capital, los estados de flujos de fondos, los estados de flujos de caja, los presupuestos, el cálculo de costes estándar y el cálculo de costes marginales.
  8. Coordinación presupuestaria: Cada departamento o programa debe organizar los objetivos presupuestarios en función de un periodo concreto. Un contable de gestión puede preparar estos presupuestos funcionales según el departamento para garantizar la cohesión de la gestión y la correcta coordinación del presupuesto de nivel superior.
  9. Control presupuestario: El cálculo de costes estándar permite a las empresas traducir los objetivos en puntos de referencia para un periodo, ayuda a identificar la desviación del alcance y proporciona un buen control presupuestario.
  10. Asistencia en la toma de decisiones: Los directivos pueden desarrollar políticas y tomar las decisiones más adecuadas con información financiera precisa y oportuna.
  11. Estudios adicionales: Los contables de gestión suelen realizar estudios económicos y de costes especiales para determinar las respuestas a las preguntas apremiantes de la dirección.
  12. Motivación de los empleados: Los contables de gestión están directamente implicados en la motivación de los empleados, ya que determinan si hay resultados presupuestarios favorables. Pueden recomendar bonificaciones u otras formas de motivar a los empleados.

Técnicas usadas en la contabilidad de gestión

Para lograr sus objetivos, la contabilidad de gestión se apoya en una serie de técnicas diferentes, entre las que destacan las siguientes:

  • Análisis de márgenes: El análisis de márgenes se refiere principalmente a los beneficios incrementales de la optimización de la producción. El análisis de márgenes es una de las técnicas más fundamentales y esenciales de la contabilidad de gestión. Incluye el cálculo del punto de equilibrio que determina la combinación óptima de ventas para los productos de la empresa.
  • Análisis de restricciones: El análisis de las líneas de producción de una empresa identifica los principales cuellos de botella, las ineficiencias creadas por estos cuellos de botella y su impacto en la capacidad de la empresa para generar ingresos y beneficios.
  • Presupuestos de capital: La presupuestación del capital se ocupa del análisis de la información necesaria para tomar las decisiones necesarias relacionadas con los gastos de capital. En el análisis de la presupuestación del capital, los contables de gestión calculan el valor actual neto (VAN) y la tasa interna de rendimiento (TIR) para ayudar a los directivos a tomar nuevas decisiones de presupuestación del capital.
  • Valoración de las existencias y cálculo del coste del producto: La valoración de las existencias implica la identificación y el análisis de los costes reales asociados a los productos y las existencias de la empresa. El proceso implica generalmente el cálculo y la asignación de los gastos generales, así como la evaluación de los costes directos relacionados con el coste de los productos vendidos (COGS).
  • Análisis de tendencias y previsiones: El análisis de tendencias y las previsiones se refieren principalmente a la identificación de patrones y tendencias de los costes de los productos, así como al reconocimiento de las desviaciones inusuales de los valores previstos y las razones de dichas desviaciones.

Preguntas frecuentes

¿Puede la contabilidad de gestión ayudar a las pequeñas empresas?

¡Sí! La contabilidad de gestión no es sólo para las grandes empresas. Para que las pequeñas empresas y las nuevas empresas sobrevivan en el mercado, necesitan la ventaja competitiva que puede proporcionar el análisis de los estados financieros.

¿Cómo puede ayudar la contabilidad de gestión a la elaboración de estrategias?

La contabilidad de gestión puede proporcionar información sobre dónde pueden encontrar las empresas una ventaja competitiva. También puede ayudar a una empresa a elaborar un presupuesto más eficaz.

¿Qué es un sistema de control de la contabilidad de gestión?

Un sistema de control contable de gestión (MACS) se refiere a los procesos y actividades colectivas que guían el flujo de información financiera en una empresa.

¿Quién necesita la contabilidad de gestión?

Luca Bartolomeo Pacioli es el padre de la contabilidad de gestión. Fue un matemático italiano que, en 1494, inició el sistema de contabilidad por partida doble, que carga una cuenta mientras abona otra.

¿Cuándo hay que utilizar la contabilidad de gestión?

La contabilidad financiera proporciona informes trimestrales o anuales. Los contables pueden utilizar los análisis de la contabilidad de gestión con mayor regularidad para seguir haciendo pequeños ajustes y guiar a sus empresas hacia un mayor nivel de eficiencia.