¿Qué es un anticipo?

Un anticipo es un tipo de pago de un bien o servicio que se realiza antes de recibirlo. A veces, los vendedores exigen depósitos para protegerse de la falta de pago o para cubrir los costes en los que incurre el vendedor al prestar el servicio o el producto.

Hay muchas situaciones en las que se requiere el pago de anticipos. Los consumidores con mal crédito pueden tener que pagar a las empresas por adelantado, mientras que las compañías de seguros suelen exigir un depósito para ampliar la cobertura al asegurado.

Características de los anticipos

  • Los pagos anticipados se realizan antes de recibir un bien o servicio.
  • En muchos casos, los anticipos protegen al vendedor del impago en caso de que el comprador no pague en el momento de la entrega.
  • Las empresas registran los anticipos como un activo en su balance.
  • Un ejemplo de anticipo es un teléfono móvil de prepago.

Como se usan los pagos anticipados

Los anticipos son cantidades pagadas antes de recibir un bien o servicio. El saldo pendiente se paga en el momento de la entrega. Este tipo de pago es diferente de los pagos aplazados o de los pagos atrasados.

En estos casos, los bienes o servicios se entregan primero y se pagan después. Por ejemplo, un empleado que cobra al final de cada mes por el trabajo realizado en el mes en curso recibirá un pago diferido.

Los pagos anticipados se registran como activos en el balance de la empresa. A medida que se utilizan estos activos, se contabilizan como gastos y se registran en la cuenta de resultados en el periodo en que se producen.

Los anticipos se hacen generalmente en dos situaciones. Pueden aplicarse a una suma de dinero entregada antes de una fecha de vencimiento acordada contractualmente o pueden exigirse antes de recibir los bienes o servicios solicitados.

Garantía de pago anticipado

Una garantía de pago anticipado sirve como una forma de seguro, asegurando al comprador que si el vendedor no cumple con la obligación acordada para los bienes o servicios, el importe del pago anticipado será devuelto.

Esta protección permite al comprador considerar nulo el contrato si el vendedor no cumple sus obligaciones, lo que restablece los derechos del comprador a los fondos pagados inicialmente.

Los gobiernos también emiten anticipos a los contribuyentes, como la seguridad social.

Anticipo de salario

Algunas empresas pueden ofrecer anticipos económicos sobre el salario de los trabajadores, donde una persona puede pedir un anticipo de su sueldo antes del finan de semana o final de mes donde normalmente recibirían su salario.

Estos anticipos pueden estar regulados mediante las leyes laborales de cada país.

Aunque es una practica beneficiosa para el trabajador las empresas no suelen tener sistemas de anticipos ya que puede ser una carga de gestión adicional.

Anticipos a proveedores

En el mundo empresarial, las empresas suelen tener que hacer anticipos a los proveedores cuando sus pedidos son lo suficientemente grandes como para sobrecargar al productor.

Esto es especialmente cierto si el comprador decide desistir de la compra antes de la entrega.

Los pagos por adelantado pueden ayudar a los productores que no disponen de fondos suficientes para comprar los materiales necesarios para atender un gran pedido, ya que pueden utilizar parte del dinero para pagar el producto que crean.

También puede utilizarse como garantía de que se generará una determinada cantidad de ingresos por la producción del gran pedido.

Si una empresa tiene que hacer un pago por adelantado, se registra como gasto anticipado en el balance según el principio de devengo.

Ejemplos de Anticipo

Hay muchos ejemplos de pagos anticipados en el mundo real. Tomemos el ejemplo de los teléfonos móviles de prepago. Los proveedores de servicios exigen que el cliente pague los servicios de telefonía móvil con un mes de antelación.

Si no se recibe el pago por adelantado, no se prestará el servicio. Lo mismo ocurre con el pago del alquiler o de los servicios públicos antes de su fecha de vencimiento contractual.

Otro ejemplo es el de los contribuyentes que han recibido anticipos en virtud de bonificación fiscal o ayudas del estado con condiciones especiales.

Esta ayuda financiera permite a las personas que cumplen los requisitos de ingresos familiares pagar un seguro sanitario o de paro o similar.

El dinero que se debe al contribuyente se paga a la compañía de seguros antes de la fecha de vencimiento real del crédito.