¿Qué es una subasta?

Una subasta es un evento de venta en el que los compradores potenciales presentan ofertas competitivas por activos o servicios en un formato abierto o cerrado. Las subastas son populares porque tanto los compradores como los vendedores creen que están haciendo un buen negocio cuando compran o venden un bien.

Resumen de las subastas

  • Una subasta es una forma de venta en la que los compradores compiten por los activos mediante ofertas.
  • Hay dos tipos de subastas, subastas presenciales y subastas online.
  • En una subasta cerrada, por ejemplo la venta de una empresa, los licitadores no conocen las ofertas de la competencia.
  • En una subasta abierta, como la de productos, los licitadores conocen las demás ofertas.
  • Ejemplos de subastas son los mercados de agricultura, donde los agricultores compran y venden trigo, las subastas de coches nuevos o de segunda mano. o las salas de subastas de arte donde los coleccionistas pujan por obras de arte.

Cómo funcionan las subastas

En el formato abierto, todos los licitadores conocen las ofertas presentadas. En el formato cerrado, los licitadores no conocen las otras ofertas.

Las subastas pueden ser presenciales o en una plataforma en línea. El bien o servicio en cuestión se vende al mejor postor en una subasta abierta y, normalmente, también al mejor postor en una subasta cerrada.

Tipos de subastas

Existen muchos tipos de subastas dependen de sus características, el proveedor de la subasta y como se realizan las pujas.

Subastas públicas

En una subasta pública, las partes se reúnen en un espacio físico o en una bolsa electrónica para pujar por un bien.

Las partes conocen el importe de las pujas competidoras y siguen aumentando sus pujas hasta que son declaradas ganadoras de la subasta (es decir, presentan su oferta final más alta dentro del plazo de la subasta) o hasta que deciden retirarse de la puja.

Ejemplos de subastas son los mercados de ganado donde los ganaderos compran y venden ganado, las subastas de coches o las salas de subastas donde los coleccionistas pujan por obras de arte.

El principal mercado de subastas en línea, eBay, organiza subastas en línea.

Cuando se subastan activos, el precio no siempre es el factor determinante; una empresa en venta puede elegir al comprador que ofrezca las mejores condiciones para sus empleados.

Subastas cerradas

En muchas transacciones comerciales, incluida la venta de activos corporativos o de una empresa entera, las subastas se realizan en un formato cerrado, en el que las partes interesadas presentan ofertas selladas al vendedor.

El importe de estas ofertas sólo lo conoce el vendedor. El vendedor puede optar por llevar a cabo una sola ronda de pujas o por seleccionar a dos o más licitadores para una nueva ronda de la subasta.

En el caso de la venta de una parte o la totalidad de una empresa, el precio no es el único elemento que se tiene en cuenta.

Por ejemplo, el vendedor puede querer mantener el mayor número posible de puestos de trabajo para sus empleados. Si un licitador no presenta el precio más alto, pero puede ofrecer las mejores condiciones para garantizar la continuidad de los empleados, el vendedor puede elegirlo.

Subastas del gobierno

La propiedad puede pasar a manos del gobierno a través de una compra regular o de una ejecución hipotecaria por impago de impuestos u otros motivos.

Los inversores interesados en terrenos y otros activos pueden participar en subastas de propiedades del gobierno, que pueden llegar a venderse a precios atractivos.

Por ejemplo, supongamos que un fabricante se declara en quiebra. Si ese fabricante aún debe una cantidad significativa de impuestos, el gobierno puede embargar sus bienes de capital, incluyendo edificios, maquinaria, equipos, vehículos y herramientas, y subastarlos a otros fabricantes.

Otros fabricantes tienen un incentivo para comprar estos bienes de capital en las subastas porque pueden pagar un precio más bajo por los equipos usados que el que pagarían por los equipos nuevos.

Subastas judiciales

Los activos de este tipo de subastas son conseguidos mediante redadas policiales o desacuerdos legales como quiebras, herencias o divorcios entre otros.

Por ejemplo, si dos personas heredan pero no llegan a un acuerdo sobre un bien inmueble como una casa, el juez puede decidir llevarla a subasta para realizar su venta rápidamente y que cada heredero reciba su parte correspondiente.

Subasta holandesa

La subasta holandesa también se refiere a un tipo de subasta en la que el precio de un artículo se reduce hasta que se presenta una oferta.

Suponiendo que el precio sea superior al precio de reserva, la primera oferta es la ganadora y da lugar a la venta. Esto difiere de una opción típica, en la que el precio aumenta a medida que los licitadores compiten.

Las subastas de tipo holandés son poco frecuentes en la fijación de precios de las CMA.

Subasta inversa

Una subasta inversa es un tipo de subasta en la que los vendedores ofrecen bienes y servicios al precio al que están dispuestos a venderlos.

El comprador solicita los bienes o servicios deseados. Los vendedores ofrecen entonces la cantidad que están dispuestos a pagar por ese bien o servicio concreto y, al final de la subasta, gana el vendedor con la cantidad más baja.

Subasta silenciosa

En una subasta silenciosa, los artículos en venta se presentan a los asistentes para que pujen y compren.

Durante una subasta silenciosa no hay subastador; los participantes pujan en silencio y de forma anónima en una hoja de pujas utilizando un número de puja.

¿Dónde puedo encontrar subastas?

Existen miles de plataformas online y subastas físicas que puedes encontrar en internet como: