¿Qué es el valor de tasación?

Un valor de tasación es una evaluación del valor de una propiedad basada en un momento determinado. Esta tasación la realiza un tasador profesional durante el proceso de concesión de la hipoteca.

El prestamista suele elegir al tasador, pero el coste de la tasación lo paga el prestatario.

El valor de tasación puede no coincidir con el valor de mercado del activo o de la propiedad.

Comprender el valor de tasación

El valor de tasación de una vivienda es un factor importante en el proceso de suscripción del préstamo y desempeña un papel en la determinación de la cantidad de dinero que se puede pedir prestado y en qué condiciones.

Por ejemplo, la relación préstamo-valor (LTV) se basa en el valor de tasación.

El valor de tasación puede coincidir o no con el valor real de mercado o el precio de venta de la vivienda u otro bien.

De hecho, si hay una guerra de ofertas o un mercado inmobiliario caliente en una zona concreta, una casa puede venderse por más del valor de tasación.

Resumen del valor de tasación

  • El valor de tasación es un juicio profesional del valor de una propiedad y puede no corresponder a su valor real de mercado o precio de venta.
  • Los prestamistas se basan en el valor de tasación para determinar las condiciones de una hipoteca, como el cálculo de la relación préstamo-valor (LTV).
  • Los vendedores de viviendas pueden aumentar el valor de tasación mediante mejoras y renovaciones de capital, el atractivo de la acera y las reparaciones básicas.

El papel del valor de tasación en el sector inmobiliario

El valor de tasación de una propiedad puede ser diferente del valor de mercado, o incluso del precio de compra acordado de la vivienda.

El valor de mercado de una propiedad es el precio que un comprador está dispuesto a pagar para adquirirla. Por ejemplo, un comprador puede ofrecer 225.000 euros por una vivienda que el vendedor comercializa por 240.000 euros.

Esto podría dar lugar a negociaciones entre el vendedor y el comprador y a un posible precio de compromiso entre ambos.

Estos niveles de precios pueden diferir del valor de tasación que los prestamistas utilizan para determinar el importe de la financiación que aprueban para una compra.

Entre los factores que pueden influir en el valor de tasación de una propiedad se encuentran el atractivo de la misma, los problemas de infraestructura que deben solucionarse, los precios de venta comparables de las viviendas vecinas y el índice de delincuencia local.

La proximidad a lugares menos deseables puede tener un impacto negativo en el valor de tasación. Esto puede incluir estar situado junto a una fuente de contaminación acústica, como un aeropuerto o una estación de tren.

Si la propiedad está en buen estado, su valor de tasación puede estar en consonancia con propiedades similares en la zona circundante.

Aumento del valor de tasación

Un propietario puede tratar de aumentar el valor de tasación de una propiedad realizando mejoras que van más allá del mantenimiento general y las reparaciones básicas.

Por ejemplo, un propietario puede añadir una terraza o un patio a la propiedad para aumentar las opciones de ocio.

La calefacción y la ventilación pueden mejorarse con equipos más eficientes desde el punto de vista energético.

Se pueden instalar controles inteligentes para que los electrodomésticos, la iluminación y los sistemas de seguridad de toda la casa puedan funcionar a distancia y de forma automática.

Los garajes pueden ampliarse para dar cabida a más vehículos. Los baños pueden mejorarse con nuevas duchas o bañeras.

Las cocinas pueden reformarse con nuevos hornos, espacio adicional en la encimera y sistemas de eliminación de residuos.

Las actualizaciones permanentes que mejoran el disfrute y el uso de la propiedad también pueden aumentar el valor de tasación.