Los principios contables son las reglas y pautas que las empresas deben seguir para llevar a cabo su contabilidad de forma eficiente y correcta.

El objetivo final de los principios de contabilidad estandarizados es permitir que los usuarios de los estados financieros vean las finanzas de una empresa con la certeza de que la información revelada en el informe es completa, consistente y comparable.

Características de los principios contables

  • Se implementan normas contables para mejorar la calidad de la información financiera reportada por las empresas.
  • Pueden ser diferentes dependienta el país.
  • Los principios de contabilidad de España se recogen en el apartado de Marco Conceptual de la Contabilidad en el Plan General Contable (PGC) español.
  • En los Estados Unidos, el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) emite los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP).
  • A nivel internacional, el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) emite Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).
  • El FASB y el IASB a veces trabajan juntos para emitir estándares conjuntos sobre temas candentes, pero no hay intención de que los EE. UU. cambien a los IFRS en un futuro previsible.

Los prestamistas o inversores también pueden exigir a las empresas privadas y las organizaciones sin fines de lucro que presenten estados financieros que cumplan con los principios contables.

Por lo tanto, la mayoría de las empresas y organizaciones en los Estados Unidos cumplen con GAAP, aunque no es necesariamente un requisito.

Cuales son los principios contables

Las empresas que cotizan en bolsa normalmente deben presentar regularmente principios de contabilidad generalmente aceptados o estados financieros que cumplan con los GAAP para poder cotizar públicamente en las bolsas de valores.

Los directores generales de las empresas que cotizan en bolsa y sus auditores independientes deben certificar que los estados financieros y las notas relacionadas se prepararon de acuerdo con los principios contables

Los principios contables más fundamentales incluyen los siguientes:

  1. Principio de devengo
  2. Principio de conservadurismo
  3. Principio de consistencia
  4. Principio de costo
  5. Principio de entidad económica
  6. Principio de divulgación completa
  7. Principio de negocio en marcha
  8. Principio de congruencia
  9. Principio de materialidad
  10. Principio de unidad monetaria
  11. Principio de fiabilidad
  12. Principio de reconocimiento de ingresos
  13. Principio de período de tiempo

Principales principios contables de España

Principio de empresa en funcionamiento

Se exige una contabilidad que se desarrolle con normalidad teniendo en cuenta que la empresa continuara con sus actividades en un margen de tiempo previsible en el futuro.

‘Se considerará, salvo prueba en contrario, que la gestión de la empresa continuará en un futuro previsible, por lo que la aplicación de los principios y criterios contables no tiene el propósito de determinar el valor del patrimonio neto a efectos de su transmisión global o parcial, ni el importe resultante en caso de liquidación’.

Principio de Devengo

Las actividades económicas como ingresos y gastos se registraran en la contabilidad en el momento que se conozcan, no en el momento de realizar el cobro o pagos de las transacciones.

Este principio sirve para analizar que las empresas tengan beneficios contables realistas, ya que una empresa que crea tener beneficios realmente no los tenga si sus clientes no pagan sus deudas.

“Los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieran, los gastos y los ingresos que afecten al mismo, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro.”

Principio de Uniformidad

Los criterios de valoración se deben establecer y mantener rigurosamente en el tiempo evitando en la medida de lo posible cambios en los criterios de valoración.

La legislación contable permite utilizar diferentes criterios para contabilizar las transacciones o hechos económicos.

Cuando los principios contables permiten elegir entre múltiples métodos, una empresa debe aplicar el mismo método contable a lo largo del tiempo o revelar el impacto del cambio en el método contable en los informes financieros.

‘Adoptado un criterio dentro de las alternativas que, en su caso, se permitan, deberá mantenerse en el tiempo y aplicarse de manera uniforme para transacciones, otros eventos y condiciones que sean similares, en tanto no se alteren los supuestos que motivaron su elección. De alterarse estos supuestos podrá modificarse el criterio adoptado en su día; en tal caso, estas circunstancias se harán constar en la memoria, indicando la incidencia cuantitativa y cualitativa de la variación sobre las cuentas anuales’.

Principio de prudencia

Este principio remarca la importancia de la prudencia al generar la contabilidad sobre todo cuando existe incertidumbre sobre el estado futuro. Implica que se evite y no se contabilicen beneficios o perdidas que no se hayan realizado aún y no se prevean estos hechos a menos que no se usen normas rigurosas o sistemas fiables de predicción siendo prudentes en las valoraciones.

‘Se deberá ser prudente en las estimaciones y valoraciones a realizar en condiciones de incertidumbre. La prudencia no justifica que la valoración de los elementos patrimoniales no responda a la imagen fiel que deben reflejar las cuentas anuales’.

Principio de no compensación

El principio de no compensación evita perdidas de información financiera al exigir que no se equilibren los ingresos con los gastos o un activo con un pasivo.

De esta manera se consigue una contabilidad mas exacta y fiel a la realidad.

Por ejemplo, una empresa que ingrese 200 euros y gaste 50 euros registrara estos dos hechos por separado y no registrará un único hecho de ingreso por valor de 150 euros.

‘Salvo que una norma disponga de forma expresa lo contrario, no podrán compensarse las partidas del activo y del pasivo o las de gastos e ingresos, y se valorarán separadamente los elementos integrantes de las cuentas anuales’.

Principio de Importancia relativa

Si algún principio contable no crea una valoración realista o no es relevante para la valoración se permite no aplicar el principio contable.

‘Se admitirá la no aplicación estricta de algunos de los principios y criterios contables cuando la importancia relativa en términos cuantitativos o cualitativos de la variación que tal hecho produzca sea escasamente significativa y, en consecuencia, no altere la expresión de la imagen fiel’.

¿Quién establece los principios y normas contables?

Varios organismos son responsables de establecer las normas contables. En los Estados Unidos, GAAP está regulado por el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB). En Europa y en otros lugares, las NIIF son establecidas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB).